Precio de negocio

 

El primer paso en la tasación o valoración de su empresa es “normalizar” sus informes financieros y prepararlos para que puedan servir de herramienta en la valoración de su negocio. Una vez que ya hemos preparado y revisado el informe, ya estamos listos para establecer el precio.

¿Cómo calculo el precio de mi negocio?

 

El precio de un negocio se basa principalmente en su rentabilidad. Ésta es la primera variable que los compradores de su negocio querrán despejar para así valorar su negocio y realizar la primera oferta. Evidentemente existen otras variables que los compradores barajan al comprar su negocio, sin embargo casi el 90% de ellos considerará los beneficios que su negocio es capaz de generar, (o “Neto Ajustado” o “Ingresos Discrecionales”) como el dato con mayor influencia en el precio que estará dispuesto a desembolsar por su negocio. Pero ¿cómo se define el “beneficio”? “Beneficio” es el ingreso neto resultado directo de la actividad del negocio y es precisamente esta cifra la que debe resultar del ejercicio de cálculo del “Neto Ajustado”.

 

Como ya hemos comentado, otros sinónimos para “beneficio” son:

  • “Ingresos discrecionales” (SDE de sus siglas en inglés: Seller’s Discretionary Earnings)
  • “Flujo de caja discrecional ” o “Cash Flow”
  • “Beneficio neto ajustado”.

 

Existen varios métodos para calcular el precio de un negocio pero en esta guía nos vamos a centrar en los dos métodos más extendidos: el método de Flujo de Caja y el de Ventas Comparables.

  • Método 1 – Método de flujo de Caja

 

En primer lugar es necesario determinar el flujo de efectivo (cuyo ejercicio ya hemos denominado “normalización” de los informes financieros). Ello implica agregar a los beneficios los siguientes conceptos:

  • Amortización,
  • Depreciación,
  • Salario de los propietarios,
  • Gastos no efectuados en efectivo,
  • Gastos no recurrentes
  • Otras ventajas procedentes de la actividad del negocio pero no necesariamente originadas por la 
    actividad (vehículos, gasolina, …)
Ahora hay que multiplicar el flujo de efectivo obtenido en el paso anterior por los coeficientes de ajuste correspondientes al sector de actividad en cuestión. Se ofrecen a continuación unos rangos para para dichos coeficientes que dependen de cada sector de actividad. El valor final dentro de la horquilla ofrecida dependerá de las características específicas de cada negocio en particular:
  1. Comercios (restaurantes, tiendas de ropa etc...): Coeficiente entre 1 y 2.
  2. Empresas de servicios: Entre 1.5 y 2.
  3. Empresas manufactureras: Entre 3 y 5
  4. Venta al por mayor: Entre 1.5 y 2.5.

Ejemplo:

 

Beneficios Brutos

125.000€

Ajustes obtenidos tras la normalización:

18.000€

Beneficio Neto Ajustado:

 143.000€

Coeficiente aplicable al negocio:

x2.3

Valor del Negocio:

 328.900€

 

¿Cómo se determina el “coeficiente” apropiado a cada negocio?

La experiencia es la mejor consejera, sin embargo las directrices anteriores pueden ser un punto de partida muy útil para usted. Téngase en cuenta que estos múltiplos pueden variar. En periodos de crisis económica tienden a disminuir mientras que suelen ser mayores en épocas de bonanza económica. Si necesita ayuda, llámenos. Podemos darle cierta orientación.

 

¿Qué debe incluir el precio?

 

El precio debe incluir cualquier aspecto, elemento o componente utilizado o necesario para crear el “cash flow” o “beneficio”. Ello incluye todo el equipo que se considere “necesario para operar el negocio” y que forme parte, esencial o no pero necesaria, de las operaciones diarias.

¿Qué Inventario debe considerarse?

Este es un debate muy común entre los expertos. Aconsejamos que el vendedor, con toda tranquilidad, añada el valor del inventario al precio del negocio. Tenga en cuenta que, con toda seguridad, el inventario va a formar parte de la negociación por lo que no pierde nada incluyéndolo en el precio. Se podrían escribir decenas de páginas a este respecto pero pensamos que debemos simplificar el proceso de negociación. Cualquier complicación durante la negociación del precio siempre irá en detrimento de la parte vendedora.

 

Este primer método es el más utilizado y está especialmente aconsejado para empresas rentables.

  • Método 2 – Ventas Comparables

 

Éste método es más complicado y no precisamente por sus fórmulas de cálculo sino por la dificultad de acceder a la información necesaria para comparar las ventas. La idea es aplicar un precio que resulte de comparar su negocio con otros negocios parecidos cuyo valor de venta es conocido.

 

La dificultad de este método reside en el acceso a la información de contraste, la cual no es pública y su divulgación se realiza en escenarios privados. La mejor forma de obtener esta información es a través de los corredores de negocios los cuáles suelen tener acceso a bases de datos privadas.

 

Contacte con nosotros y le daremos nuestra opinión respecto al valor de su negocio.

Contacto

B4GS
Avd Alfonso XIII
28016 Madrid
Teléfono: 34 911863197
Dirección de correo electrónico: info@b4gs.es
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Businesses for Global Sale

Página web creada con 1&1 Mi Web.